jueves, 29 de mayo de 2014

El sueño de la lactancia materna exclusiva

Luego de leer el post "Con L de Lactancia" de Mamá Enfermera, me anime a escribir el mío, después de tomar una firme decisión y descansar en mi propio instinto de mamá, que tanta importancia le dan, pero que a veces nadie respeta cuando va en una dirección distinta a su opinión o experiencia de crianza.
Cuando estaba embarazada, como muchas futuras mamitas, soñaba con darle a mi hija sólo leche materna por los primeros 6 meses y luego comenzar a complementar con alimentos, la lactancia materna exclusiva que le llaman, pensaba en nutrir a mi hija los primeros meses sólo con mi pecho, esperaba que la leche fluyera y fuera suficiente, pero no fue así, no es así y hay que afrontarlo y seguir.

A penas mi hija nació comenzamos la lactancia, al principio no fue fácil aprender a dar el pecho con una adecuada postura, lo que trajo consigo la rotura de mis pezones y el salvavidas: la crema de lanolina. Pero más allá de todo podría decirse que la primera semana anduvo bien: me aguantaba el dolor, me aplicaba la crema Lanopure en cada toma y seguía adelante, feliz de poder alimentar a mi hija, y ella se saciaba con mi leche (calostro los primeros días).
A la semana ya comenzaban los problemas... Comenzó a quedar con hambre una y otra vez, llegó hasta rechazar el pecho porque al parecer no salía casi nada de leche. Luego comencé a tomar Sulpilan, muy conocido entre las madres, y sigo haciéndolo hasta la fecha. Comenzó a bajar leche, pero no era suficiente; una amiga que igual estaba amamantando me apoyaba con leche que me congelaba, hasta que su bebita comenzó a demandar más. Después volvimos a los problemas de peso, mi princesa no subía los gramos según lo esperado, tampoco los centímetros adecuados, así que el pediatra me recomendó intervenir...
Comenzamos a agregar un relleno de fórmula luego de cada toma, si queda con hambre se lo toma, y si no lo dejamos.
Con el relleno se le irritó el potito y consulte por remedios naturales a algunas lactivistas, que de inmediato me dijeron que dejara el relleno, que la pusiera al pecho, que quizá era la forma en que se agarraba de mi pecho, mil cosas que me hicieron sentir insegura y comencé a estresarme... volvió el fantasma de la lactancia materna exclusiva... ¿qué hacer? Ellas no entendían que aunque mi mariposita estuviera una hora en cada pecho, luego de unos minutos volvía a llorar porque seguía con hambre; estaba enojada, yo quería lo mismo que ellas, pero en mi caso simplemente no se podía aplicar, mi leche no alcanzaba, no era la postura de agarre, ni la crisis de los 3 meses, no! era simplemente una realidad distinta que ellas no lograban concebir, pero que yo estaba viviendo.
Y tuve que tomar una decisión por mi salud mental y por mi hija: SÍ, seguiriemos con relleno al final de cada toma para asegurarnos que no quedaba con hambre; SÍ, lo estábamos haciendo bien porque me lo decía mi instinto materno; NO, no tendríamos lactancia materna exclusiva, tendríamos lactancia mixta y eso ESTÁ BIEN, no le haría daño a mi bebé, porque le transmitiría el mismo amor cuando le diera el biberón que cuando le diera el pecho.
Hice el ejercicio de decidir, de creerme en mí por sobre todas las demás voces, y con el apoyo de mi esposo, familia y amigos, hemos estado muy bien, confiando también que Dios hace lo suyo para proteger la vida de nuestra hija.
Y aquí vamos... seguimos en el camino de la vida y pronto cumplirá sus 4 meses.

4 comentarios:

  1. Lore,
    Lo que tu instinto y corazón digan. Tranquilidad ante todo. Siempre tomaras la mejor decisión cuando tienes toda la información.
    Un gran beso
    Lo estas haciendo fenomenal!!!!

    ResponderEliminar
  2. hola, acabo de conocer tu blog y querîa decirte que està muy bien la decisiôn que has tomado, lo importante es que el bebé crezca bien... yo he tenido suerte de poder seguir la lactancia y de momento estoy en ello aunquem ucho menos (tiene casi 3 anyos y medio!). has probado las infusiones de ortiga? dicen que tomarlas antes de dar el pecho aumenta la cantidad de leche... suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      La verdad he probado varias cosas, pero me da la impresión (no se si será verdad) que el tema no es la cantidad sino que no la sacia, tiene como poca grasa... no se bien. Gracias por tu apoyo!

      Eliminar

Comenta con confianza y respeto :D