miércoles, 18 de febrero de 2015

1 Año (1 año 9 meses)

(Post del sebado 07/02/2015)

El jueves pasado mi hija cumplió un año de vida extra-uterina, y 1,9 años de vida total (para mí cuenta desde el día 0 de su concepción), y yo también cumplí 1 año de mamá... porque esos 9 meses previos fueron de preparación y conexión con mi cuerpo.

Estaba emocionada el miércoles, pero le jueves fue distinto, fue mucho más... las emociones, los recuerdos, el amor aglutinado y brotando desordenado, como en esos primeros días. Miraba a mi Mariposita y no podía creer cómo ha pasado el tiempo, cómo ha crecido y no sólo en tamaño, cuántas cosas ha ido aprendiendo a hacer: balbucear, reírse, hacer caritas, gritar, sentarse, pararse, caminar afirmada, aplaudir, comer con las manos, jugar, cantar, etc.
También llegaron mezclados los recuerdos del parto..

<< Miércoles 05 de febrero de 2014 2:30 de la madrugada, contracciones... no me preocupé demasiado, el sábado anterior había tenido unas muy similares mientras comprábamos en el mall. "Se me van a pasar" pensé... y me puse a caminar, mi esposo dormía, no pensé en despertarlo porque si no era LA HORA él debería levantarse temprano a trabajar. Pasaron un poco, me senté en el sitial de la pieza que había preparado para ella y me adormecí de pronto contracciones otra vez, y otra vez caminar y volver a la cama... Cada vez se fueron haciendo más intensas, ya casi no conciliaba el sueño... Y siguieron aumentando, hasta que a las 7 desperté a mi esposo: "Es al hora"... Y de ahí a la ducha, tomar mis cosas y al auto, y a la clínica, era el día de su llegada. Estuve en trabajo de parto hasta las 3 de la tarde, la epidural dejó una ventana en mi útero que me hizo retorcerme de dolor, cuando ya no podía más vomité, estaba dilatada y Mariposita no quería bajar, pero con la fuerza de las arcadas bajó... Mandaron a mi esposo a vestirse y nos fuimos a la sala de parto. Mi matrona, mi "personal training", me motivó la última vez a pujar con todas mis fuerzas, "esto depende de ti" me dijo, y me dispuse a traer a mi hija al mundo. Luego de pujar 3 veces con mucha fuerza, el ginecólogo la recibió en sus brazos: Mi hija había nacido, era oficialmente Madre >>

Recuerdo ese día y me siento como una heroína, con dolor y miedos, pero con amor y valentía, traje a mi hija al mundo, y con Papá Kine llevamos 1 año amándola y amándonos más por este milagro de amor que nos une.

Bueno, como nada es pura felicidad, también sentí esa sensación de no querer que creciera, de querer que se quedara pequeñita, no se si es normal o si pasa por esta dependencia que disfrutamos hoy, o si son los malos recuerdos del pasado que me atemorizan. Pero el llanto y el abrazo de mi esposo serenan mi corazón, recupero mi alegría y sigo en el camino de la maternidad.

Vamos por el siguiente año!!! Te amo hija... FELIZ CUMPLEAÑOS Mariposita de nuestro corazón!!

2 comentarios:

  1. Qué mayores se hacen rápido, ¿verdad? ¡Y cómo se pasa el tiempo! A seguir disfrutando en familia que no hay anda más bonito que verlos crecer y disfrutarlos mientras lo hacen ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Enhorabuena a las dos! El tiempo se pasa volando, pero estos recuerdos siempre quedan gravados en nuestra mente. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar

Comenta con confianza y respeto :D